17 de octubre de 2012

El desbordamiento








La tesina y yo somos una. Lo demás es secundario. El comer, el acabar los libros inacabables, escribir versos o socializar. Es el tiempo del fin. Y a eso me dedico. Por lo demás, volveré en invierno cuando los árboles desnudos con sus ramas viejas llamen a mi ventana.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

prueba

Teyalmendras dijo...

Desde aqui soplo con fuerza... para que las palabras broten y cubran las hojas en blanco.

Besos almendrados y suerte.

bemopri dijo...

¿Cuándo tienes que presentarla? Te llamé y te mandé un sms, pero imagino cómo andarás... ¡Mucho ánimo!
Tengo ganas de hablar contigo, ¡de verdad!

Un beso.