19 de junio de 2010

Tu mano tiene escrita la ruta




Quería anidar en sus costillas. Repasar con los dedos el contorno de sus muslos. Escuchar a Janis Joplin en el tocadiscos mientras escribía un poema. Tumbarle en el suelo y ser amante y antropófaga.Escuchar los íntimos gemidos del universo. Saber dónde grita la ausencia. Dime dónde guardas la fuga que quiero ser polvo y caer en ti. Será el amor una cama vacía. Tu voz que tan dura quema la distancia. Nos vamos escribiendo con el cuerpo. Hacerlo despacio rayando el abismo. Amarnos como carroñeros deseosos.



3 comentarios:

anaïsea dijo...

Me ha gustado MUCHÍSIMO este texto. No sabría decir por qué y lo último que querría hacer es destriparlo para averiguarlo. Casi me da vergüenza dejar un comentario tan tonto, pero es que he sentido ese interruptor extraño dentro, ese algo que hace que sientas que conectas con lo que estás leyendo, y me apetecía decirlo.

Es un placer leerte. Un abrazo.

Carmen G. de la Cueva dijo...

Lo que es un verdadero placer es que te pases por aquí, Anaïs :) Debería actualizar esto, verdad? Ahora yo tb estoy haciendo un máster en literatura y no tengo internet en casa, así que se me hace difícil, pero me alegra mucho que mis textos provoquen algo en ti.
Mil gracias.

Itaca no Existe dijo...

Precioso texto!! ufff!! me pone los pelos de punta!