11 de diciembre de 2011

Las listas son para el invierno o en vez de gritar, leo



Ahora que el invierno ha llegado a la ciudad y que se acercan las vacaciones en el Sur, pienso en todos los libros que me han acompañado este año. Son mis últimos días del año en Londres, mi último domingo del año en Londres porque el 17 vuelvo a Sevilla. Ahora pienso en los descubrimientos. Las decepciones. Las miles de páginas que he leído. Los pocos poemas que he escrito. Intento hacer mentalmente una lista de propósitos y no consigo aclararme. No sé lo que quiero. Cada libro es una herida. Ahora comienzan a cicatrizar los versos no escritos. Estos son los días más raros del año. ¿Más felices? Aún no he aprendido a vivir. Pero me queda mucho por leer. Me ha costado decidirme. Ahí les dejo mi listas frías, heladas, llenas de escarcha. Cuando quiero gritar, leo. Debería escribir, pero leo.


Mis mejores lecturas de 2011:





1. Libertad de Jonathan Franzen, Salamandra




2. Los poseídos de Elif Batuman, Seix Barral



3. Bélgica de Chantal Maillard, Pre-textos



4. Los ingrávidos de Valeria Luiselli, Sexto Piso



5. Formas de volver a casa de Alejandro Zambra, Anagrama



6. Diario anónimo de José Ángel Valente, Galaxia Gutenberg



7. Así en la tierra como en el infierno; Los locos. Los reclusos y Ave Virgilio de Thomas Bernhard, La uÑa Rota



8. Diario del hombre pálido de Juan Gracia Armendáriz, Demipage



9. X de Percival Everett, Blackie Books



10. Flores de verano de Tamiki Hara, Impedimenta




Mis mejores relecturas:



1. Los detectives salvajes de Roberto Bolaño, Anagrama



2. Bonsái de Alejandro Zambra, Anagrama


3. Filosofía en los días críticos de Chantal Maillard, Tusquets


4. La tentación del fracaso de Julio Ramón Ribeyro, Seix Barral


5. Miedo de ser escarcha de David Eloy Rodríguez, Qüásyeditorial (lo puedes descargar aquí)




Los que me pido para leer/ releer en 2012:




1. Diario de Alejandra Pizarnik, Lumen


2. Leaving the Atocha Station de Ben Lerner, Coffee House Press


3. Husos. Notas al margen de Chantal Maillard, Pre-textos


4. Darkness Spoken: The Collected Poems de Ingeborg Bachman, Zephyr Press


5. New Collected Poems de Tomas Tranströmer, Bloodaxe books


6. El libro de las nubes de Chloe Aridjis, Funambulista


7. The complete poems de Anne Sexton, Mariner Books


8. Las correcciones de Jonathan Franzen, Seix Barral


9. El novelista ingenuo y sentimental de Orham Pamuk, Mondadori


10. No vendrá el diluvio tras nosotros (Antología 1960-1996) de Joseph Brodsky. Galaxia Gutenberg



*Por cierto, en este post también hay lugar para alabar a ese maravilloso chisme que me compré hace apenas un mes: el KINDLE.

7 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Las cicatrices de los versos no escritos son las que se abren con más facilidad. Es odioso desangrarse así. Por las costuras de la consciencia.
Me apunto al carro de Bolaño y Elif Batuman.
Un placer visitarte y disfrutarte. Siempre. Compañera del sur.

bemopri dijo...

Me parece que voy a tomar nota de más de uno para pedírselo a los Reyes; de momento, el de Valente ya está encargado ;)

Carlos Andrés dijo...

Jeje, yo también "me he pedido" el de Valente. Lo espero desde hace un par de meses.
Poco.
Para el tiempo que llevo esperando una llamada.

Carmen G. de la Cueva dijo...

Libertad, Libertad, Libertad!!

Carlos Andrés dijo...

Por cierto, el Kindle es... ¿bonito?

Anónimo dijo...

sanchez robayna?
Revíseme eso

Carmen G. de la Cueva dijo...

oh dios! me acabo de sentir imbécil... voy a mirarme lo de la equivocación... gracias ;)