11 de octubre de 2009

¿Cómo es el cuerpo más oculto?





Esto lo percibimos los dos: el hecho de que el mundo ya empieza a quejarse, que se asfixia, inundado de formas, sepultado bajo montones de cosas, estrangulado por los pensamientos que fingen ser necesarios, útiles o hermosos y tener, por ello, derecho a vivir eternamente.


Ivan Klíma


9 comentarios:

Chikipitiki dijo...

Quiero percibir, ser parte de los dos.

Lulú Infinita dijo...

ya eres parte

tournesols dijo...

¿cuándo vuelves?

Lulú Infinita dijo...

preciosa, vuelvo una semanita en navidad si la nieve me deja partir... y definitivamente el 30 de abril aterrizo en el Sur.

dediego dijo...

la sencillez. buscar la sencillez (los pescadores al atardecer, los boleros...)

en el norte nieva, por ejemplo. es sencillo y hermoso

Rubén Darío Carrero dijo...

Nos persiguen, uno a uno a tiempo vuela, divididos, la revolución que nadie soñó.

Nos vemos a las 3:00pm después de la aternidad.

Javier Cánaves dijo...

ciertas coincidencias -o lo que uno percibe como tales- obligan a regresar.
así lo haré.

Lulú Infinita dijo...

La nieve hiere, poeta en llamas. Algo que hiere no es sencillo.

R, tenemos que volver a encontrarnos por las redes...

Javier, ven. Coincidamos.

dediego dijo...

Pero la herida es hermosa.

Decía Dickinson que no soltamos el puñal porque amamos la herida.