25 de enero de 2009

Puedo llamarte sin hablar

A ráfagas la música va y viene. Dispara sobre mí.





¿Es pronto para hacer la maleta? Si pudiera te llevaría en las entrañas de mi ropa, o entre las páginas de los libros que pesan demasiado. Quiero esconderte entre las incertidumbres de la vacía ida para que hagas breve el abismo.


Los aviones protagonizan casi todos mis sueños, ¿son los aeropuertos el mejor escenario para perderse? Copenhage podría ser cualquier ciudad del mundo: Madrid, Leeds, Braunschweig, DF o el Sur.

La búsqueda no cesa.


Y de repente suena el teléfono y eres tú [-6]

4 comentarios:

Nacho Montoto dijo...

Buenas Lulú, ;-)

¿Has estado por Madrid últimamente?

¿Qué tal? ¿Cómo van esos poemas?

Espero qeu volvamso a coincidir pronto.

Besos, y gracias por tirarte por el tobogán y habitar los espacios insostenibles.

Lulú dijo...

Bienvenido, Nacho!

Estuve en Madrid el finde pasado y pude traerme un arsenal de versos de Arrebato.

Mis poemas están en stand by a la espera de acabar exámenes y mudarme a mi nueva vida en el DF.

Espero encontrarte pronto aunque sea por el universo virtual.

Otro beso!

Javier Montoro dijo...

Tenía ganas ya de volver a pasarme por ¿¿¿¿¿tu blog????. Lo resumiré todo en un "te llamo el sábado" (pero te llamaré hablando y no sin hablar)

UN abrazo

Lulú dijo...

¿Eres y no eres? No puedo verte, ¿dónde estás?

Llámame!